Salomon Sellam y la Psicosomática


Salomon Sellam nació en Argelia en 1955 y se graduó en 1983 como doctor en medicina en la facultad de Bobigny de Paris, además de estudiar también homeopatía y acupuntura.
De familia judía, nieto de un rabino, fue bautizado con el nombre del sabio entre los sabios y fiel a ese nombre, Salomon, ha escrito ya veinticinco libros de los cuales por el momento hay once traducidos al castellano.
“El sindrome del yaciente un sútil hijo de reemplazo” es por el momento su obra más famosa sin olvidar los memorables hallazgos de sus otros libros:”Principios y fundamentos de la psicosomática”, “Sobrepeso y obesidad”, “Enfermedades de la piel”, “Enfermedades pulmonares”, “Los huesos”,”Alergias, son más simples de lo que pensamos”,”Esclerosis múltiple”, “Bulimia-Anorexia” , “Patologías de los senos”, “Los desordenes amorosos” y “Mi cuerpo está enfermo, sería el momento de que yo hable”.
Como buen capricornio le encanta profundizar y es tremendamente persistente en la búsqueda del misterio. Divertido, intenso, riguroso, tremendamente copiado y no siempre citado; ama en profundidad a su familia y a los pocos amigos que él honra con sus confidencias. Eso sí, si tienes la suerte de estar entre los elegidos tienes garantizadas toda su fidelidad, su entrega y su disponibilidad.
Actualmente el doctor Salomon Sellam consagra la mayor parte de su tiempo a la difusión de sus hallazgos a través del Instituto de Picosomática clínica, de sus cursos de sus talleres de formación y de sus conferencias…Trabajo que le lleva a viajar constantemente entre Europa y América, respondiendo así a la llamada de su ascendente , el signo de sagitario, y respondiendo así a la responsabilidad de su Maestría, pues todo lo que nos ha sido inspirado…Y eso el doctor Sellam lo sabe muy bien, es para entregarlo…

t_sellam

LA PRIMERA CONSULTA: HACER UN INDISPENSABLE OBJETIVO DIAGNÓSTICO PARA UN OBJETIVO TERAPÉUTICO ADAPTADO.

Por el Dr. Salomon Sellam (traducido por Alicia Carrasco)

El objetivo diagnóstico, consiste simplemente en evidenciar cinco puntos precisos:
1.El significado psicosomático* del síntoma del que se queja el paciente.
2.El modo desencadenante del síntoma.
3.Es ¿estructural o coyuntural*?
4.Su programación* en el tiempo.
5.Su origen*.

1-La exploración del significado psicosomático del síntoma del que se queja el paciente (el motivo de consulta) depende mucho de la naturaleza misma del síntoma en si mismo. Yo distingo así dos grandes temas:
■El motivo de consulta es orgánico o funcional. Qué es lo que precisamente está interesado un tejido, un órgano o una función psicológica. Para el síntoma orgánico, se trata esencialmente de una enfermedad previamente explorada a nivel médico con un diagnóstico preciso como un cáncer, una esclerosis en placas, una alergia, una enfermedad reumática, un trastorno endocrino por ejemplo, o como algunas veces, se trata de un síntoma dicho funcional ya que su exploración medica. (interrogatorio, examen clínico y exámenes complementarios) no ha dado nada. Yo estoy mal y no encuentran nada en la radiografía por ejemplo.

En todos los casos, nuestra orientación diagnóstica psicosomática estará esencialmente inspirada por la naturaleza misma del síntoma así como por la del tejido, del órgano o de la función interesada.

Aquí, el análisis es la reina psicosomática.
■El motivo de consulta es psíquico. Aquí, más que el punto del tejido, del órgano o de la función psicológica perturbada veremos sobretodo un cuestionamiento existencial (esto no va, tengo la impresión de no vivir mi vida…), un síntoma comportamental (trastorno compulsivo, alimentario, fobias, hiperactividad), un trastorno del humor (estar mal, estados depresivos mas o menos marcados, celos excesivos por ejemplo), un desorden amoroso o un trastorno más psiquiátrico, por citar algunos entre muchos otros…

Y será muy importante anotar las frases y las palabras utilizadas, porque ellas orientan nuestra exploración ya que, por definición, el síntoma se expresa de una manera precisa en relación directa con su origen. Las palabras expresan los males.

Aquí, en teoría, el estudio de toda la vida del individuo es necesario: contemporánea, adolescente, infancia, pequeña infancia, proyecto sentido gestacional y transgeneracional.

No obstante, la experiencia clínica nos permite visitar directamente una o varias áreas en una primera intención. Por ejemplo, la psicología transgeneracional se vuelve una valiosa ayuda en todos los desordenes amorosos sin olvidar una franja de proyecto gestacional o la búsqueda de un mensaje del tipo amores imposibles.

Dentro de esta primera fase, interviene un elemento de una importancia capital: lo vivido y lo resentido*. Pero nosotros los detallaremos más, es importante de distinguir bien el uno del otro ya que en el segundo está la base misma de los procesos de conversión*.

2-El modo desencadenante del síntoma. Obedece a muchos criterios en función de su naturaleza orgánica, funcional o psíquica. Por ejemplo, para una enfermedad, existen muchas posibilidades: Psy-choc Emocional Desestabilizante*, saturación conflictual*, Conversión Repetitiva a Minima, memorial* o mixta*. En ciertos casos los Ciclos Biológicos Celulares Memorizados también intervienen aquí.

3-¿Estructural o coyuntural? La respuesta a esta pregunta es esencial desde la primera consulta ya que ella orienta las preguntas concernientes a la programación y al origen del síntoma. Así pues, la experiencia clínica nos demuestra que encontramos, regularmente, ciertas patologías más coyunturales, como por ejemplo en la mayor parte de las alergias o en el psic-choc. Otras ponen en evidencia un modo conflictual de funcionamiento más estructurales, como en la espondilartritis anquilosante. De una manera general, una enfermedad crónica tiene más de la estructural que de la coyuntural.

4-Su programación en el tiempo. La programación del síntoma permite poner en evidencia una especie de dinámica psicosomática conflictual en el tiempo. Así pues, una mujer que padece un cáncer de seno posee una historia conflictual particular, centrada alrededor del nido, de su familia real o simbólica. Su Jarra Psicosomática se llena regularmente hasta desbordarse.

Así pues, para ciertas enfermedades, existen episodios conflictales llamados programantes más el desencadenante. Pero el último objetivo teórico consiste en poner en evidencia el origen del síntoma, el primer programante. Aquí también, se pueden manifestar los Ciclos Biológicos Celulares Memorizados.

5-El origen de un síntoma habita generalmente dentro del territorio del inconsciente. Existe el inconsciente Individual*, que se forma después del nacimiento. Y existe igualmente otro inconsciente, el inconsciente Familiar*, que se forma durante la gestación y mucho antes con el Transeneracional. Así pues, por ejemplo, un niño asmático comenzó su curación cuando se reveló el suicidio de su abuelo materno: con gas!. Un estudiante ha dejado de fumar súbitamente, cuando a tomado la toma de conocimiento y de consciencia de que el estaba conectado con un abuelo, encontrado quemado vivo en una trinchera… fumando yo estoy en conexión con sus cenizas, decía. Y esto le pertenece ya que no hay nada mas fácil y falso que generalizar un único hecho histórico.

En total y por último, gracias a esta primera etapa, nosotros podemos proponer un acompañamiento más preciso y más específico: es la especificación terapéutica que veremos en otro momento.

ORGANIZACIÓN ARCAICA DE NUESTRO FUNCIONAMIENTO BIOLÓGICO

EL INCONSCIENTE BIOLÓGICO

Por el Dr. Salomon Sellam (traducido por Izaskun Aranciegui)

Nuestro inconsciente biológico está dominado por la supervivencia del individuo y la de su especie. Para llegar a eso, la Evolución ha desarrollado una organización neurofisiológica y psíquica particular, dominada por cuatro funciones básicas, todas ligadas a un tejido, a un órgano o a una función psicológica.

Primera función: La supervivencia del individuo y la perennización de la especie. Esta función está inscrita en lo más profundo de nosotros mismos, a nivel del tronco cerebral , con las cuatro funciones arcaicas de supervivencia. La supervivencia individual está representada por la respiración por los pulmones, la gestión de los líquidos por los riñones , los aportes nutritivos por el aparato digestivo. La supervivencia de la especie está principalmente religada a la reproducción a través del útero, la próstata y las gónadas.

Observación: si una sola función llega a detenerse, nosotros desaparecemos de la superficie de la tierra: en algunos minutos por e aire, en algunos días por el agua, en algunas semanas por la nutrición y en algunas generaciones por la reproducción !

Segunda función: La protección individual y la de los nuestros. Esta última está directamente ligada a los senos/mamas mientras que la primera reúne varios tejidos: las vainas, las fascias, las aponeurosis, las pleuras, el pericardio, el peritoneo, las cápsulas articulares y la cubierta cutánea, el cuero biológico.

Tercera función: La comparación de las especies entre ellas. ¿Quienes son nuestros amigos y nuestros enemigos hereditarios en la naturaleza? Aquí, nosotros evocamos la fuerza y la competencia para existir en la naturaleza. Por una parte, esta función está fuertemente ligada a un aparato osteoarticular – hueso, músculo, tendón, ligamento, articulación -, al sistema cardiovascular y a la sangre con el fin de aportar los nutrientes y el oxígeno necesario. Por otra parte, batirse en la naturaleza para sobrevivir implica igualmente un buen sistema inmunológico de defensa.

Cuarta función: Las relaciones humanas. Esta última función reagrupa todos los otros tejidos, órganos o funciones psicológicas. Los contactos humanos a través de la piel-epidermis, los diferentes temas en relación con el territorio – tiroides, ganglios estrellados del cuello, bronquios, laringe, coronarias, vesícula biliar, pequeña curvadura del estómago, recto, ano y vejiga – , el sistema hormonal en general , entre otros.

Así, cada célula, tejido, función u órgano está solicitado a partir de un resentir particular, desembocando/llevando como resultado en/a la aparición de los síntomas.

Los años 90 ven la propagación de las ideas de un psicólogo parisino, Marc Fréchet. Particularmente le interesan dos dominios/terrenos/aspectos:
1.El proyecto sentido gestacional describe las influencias del entorno en nuestra concepción, gestación y nacimiento, así como los deseos más o menos secretos de nuestros padres a propósito de nuestro futuro tanto físico como psíquico.
2.Los ciclos biológicos celulares memorizados – CBCM – se ponen por delante de nuestro funcionamiento cíclico e inconsciente. ( éstos se protegen detrás de la autoridad de los CBCM ) .

No olvido mencionar todas las teorías existentes que funcionan desde hace siglos, incluso las milenarias, como la energética china por ejemplo.

PRIMER RESUMEN

He tenido siempre el arte de posicionarme entre los dos polos extremos. De un lado, algunos psicoanalistas, psicólogos o psicoterapeutas – puros y duros -, me reprochan el desviarme de la teoría freudiana. Del otro lado, los biólogos – puros y duros -, me reprochan el incluir la teoría freudiana en el seno de la teoría biológica! Mi primer libro, Orígenes y prevención de las enfermedades, ha sido fríamente acogido por las dos corrientes y, felizmente, muy cálidamente por el público.

Hoy, como decía Jacques Brel, persisto y firmo. Algunos, poseemos un inconsciente. Todo el mundo está de acuerdo en este punto. ¿Pero de qué naturaleza es?

Mi espíritu federativo y sobre todo mi experiencia clínica me autorizan a formular la siguiente proposición: Nuestro inconsciente no es único y monolítico, sino múltiple. Nosotros no nacemos con el cerebro enteramente virgen, muy lejos de eso! En forma de broma, me gusta igualmente formular ésta: Nuestro inconsciente obedece a Hamer cuando él quiere!

Por orden de entrada en escena, se descompone de esta manera:
1.El inconsciente colectivo domina, pues existe desde la noche de los tiempos. Está inscrito en todos los cerebros de la tierra.
2.Más cercano a nosotros, el inconsciente familiar nace de nuestra historia sobre varias generaciones. Está presente en nuestra familia antes incluso de ser concebidos por nuestros padres.
3.Todavía más próximo, el inconsciente ligado a nuestro Proyecto Sentido Gestacional se encarna en nuestras células y nuestro espíritu en formación, en el interior del vientre de nuestra madre.
4.Desde nuestro nacimiento, nuestro inconsciente llamado “freudiano” o inconsciente psicológico se empieza a elaborar.
5.A lo largo de nuestra vida, el inconsciente en relación con los CBCM.

DIFERENCIAS ENTRE EL INCONSCIENTE PSICOLÓGICO Y EL INCONSCIENTE BIOLÓGICO

Hoy día una diferencia de bulto aparece entre los dos tipos de inconsciente.

El inconsciente psicológico hace referencia a la estructura de nuestra personalidad y está regulada principalmente por nuestros pensamientos, nuestras pulsiones. Ha sido además estrechamente ligado al desarrollo psicoafectivo del niño, cuya piedra angular reside todavía en la teoría de la sexualidad. Está más especializada en una gestión psicológica de la problemática, esencialmente existencial.

El inconsciente biológico se sitúa sobre un plano totalmente diferente. Desarrolla más la noción de instinto de supervivencia y no tiene cura del complejo de Edipo o de Electra, entre otros.

Está más especializado en la exploración de una enfermedad pues nosotros indagamos con frecuencia (fácilmente) un resentir emocional bloqueado en relación con una o varias situaciones conflictivas. En este caso, no hay ninguna necesidad de visitar obligatoriamente la primera infancia.

Conclusión: Nosotros podemos fácilmente distinguirlos en función de la demanda del paciente. Para algunos, uno es predominante y para otros, se quiera o no, están solapados uno con otro. A menudo,

el inconsciente biológico responde ya a una primera pregunta: ¿por qué tal tejido, órgano o función?

El inconsciente psicológico puede igualmente ir más lejos respondiendo a la siguiente pregunta: ¿por qué una reacción tal en tal o tal individuo?

Ejemplo: resentimiento de villanía, de gran jugarreta o guarrada de parte de un amigo próximo con signos digestivos -inconsciente biológico. Este amigo es el representante simbólico de mi padre, y este episodio presente no representa más que uno de los aspectos de mis relaciones con mi padre, construidas durante mi infancia – inconsciente psicológico.

filosofía psicoterapia

gerardoprovenzano View All →

psicologo
psicoterapeuta
buscador de filosofía
arte
musica
artes marciales
meditación
alternativas sociales
politica
ecología

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: